Cuánto cuesta poner una denuncia a un vecino: coste y procedimiento

Cuánto cuesta poner una denuncia a un vecino: coste y procedimiento
mayo 14, 2024| Protección de datos

Los conflictos entre vecinos son situaciones comunes que pueden surgir en cualquier comunidad residencial. Ya sea por ruidos molestos, disputas por límites de propiedad o problemas de convivencia en general, a veces es necesario recurrir a las autoridades para resolver estas situaciones. No solo se puede denunciar a un vecino particularmente considerado, sino que, en ocasiones, cuando la propia comunidad actúa de forma contraria a la ley o a los estatutos, se puede denunciar a la comunidad de propietarios en su conjunto. Sin embargo, conviene conocer de antemano cuales son los costes que trae consigo la presentación de una denuncia de este tipo, así como el procedimiento que se debe llevar a cabo para hacerlo.

A través del siguiente artículo, se exponen de forma detallada cuales son dichos costes, así como el procedimiento que se ha de seguir para presentar una denuncia tanto contra un vecino como contra la comunidad de propietarios en su conjunto.

Antes de denunciar, dialogar

Poner una denuncia a un vecino, coste y procedimiento - Grupo Adaptalia

Si bien la denuncia se presenta en ocasiones como la única forma de resolución de conflictos, en el caso de cualquier tipo de controversia con algún vecino resulta convenientes actuar con cautela adoptando medidas pacíficas que permitan una mejor resolución del conflicto en cuestión. Por ello conviene en primer lugar, valorar la situación y tener en cuenta si la molestia ocasionada es algo temporal o permanente en el tiempo.

Es el ruido, el que generalmente ocasiona más disputas entre vecinos. Por ello, ante un vecino ruidoso conviene estudiar la frecuencia con la que nos afecta el ruido, así como actuar de forma empática valorando si el ruido es ocasional y justificado. Solo si se llega a la conclusión de que no lo es, se deberá valorar la interposición de la oportuna denuncia.

El dialogo se presenta normalmente como el remedio más adecuando ante este tipo de situaciones. Si bien, cuando no sea posible entablar dicha conversación se podrá instar al administrador de fincas o al presidente de la comunidad a efectos de que medie entre los implicados. La propia Ley de Propiedad Horizontal otorga la posibilidad de acudir a la presidencia de la Comunidad de Propietarios a los efectos de que se requiera el cese de las molestias causadas.

Pese a todos estos esfuerzos, en ocasiones acudir a los tribunales se presenta como la única opción para solucionar el conflicto. Es en estas ocasiones, cuando se han de tener en cuenta las siguientes cuestiones.

Cómo denunciar a un vecino

La convivencia en una comunidad de vecinos resulta fundamental para el beneficio de todos los involucrados. Sin embargo, surgen en ocasiones situaciones en las que un vecino infringe las normas de convivencia, o incluso la ley, ocasionando conflictos en el vecindario. En tales casos, la denuncia se presenta como el último recurso para resolver el problema.

Generalmente, la denuncia de un vecino se puede realizar a través de distintas vías. En primer lugar, se puede demandar de forma directa al causante de la infracción, al objeto de que el juez le impida continuar ejerciendo aquellas actividades que resultaren molestas. A través de esta vía se puede solicitar una indemnización de daños y perjuicios por las molestias causadas, debiendo contar con pruebas suficientes al objeto de hacer valer nuestras pretensiones.

En segundo lugar, tal y como se ha expuesto de forma previa la Ley de Propiedad Horizontal posibilita la realización de un requerimiento de la Comunidad de Propietarios previa aprobación de la Junta. De no resultar fructuoso el requerimiento a la Comunidad se podrá iniciar una demanda judicial para obtener una orden judicial de no continuar realizando actividades molestas.

Por último, se puede acudir al Ayuntamiento para que este imponga una sanción administrativa y solicitar el cese de la actividad. Esta es considerada normalmente la vía más ágil, aunque la actuación del Ayuntamiento debe estar amparada en normativa administrativa, lo que no siempre ocurre.

¿Cuánto cuesta poner una denuncia a un vecino?

El coste concreto de interponer una denuncia a un vecino varia de forma significativa dependiendo diversos factores como el tipo de conflicto a solventar o los gastos de abogado y procurador.

Asimismo, en algunos casos presentar una denuncia ante los tribunales requiere el pago de tasas judiciales. Dichas tasas varían dependiendo el tipo de denuncia planteada y la cantidad reclamada. Los honorarios de los abogados son otro factor a tener en cuenta ya que estos varían significativamente dependiendo de la complejidad del caso, la experiencia del abogado u otras cuestiones como la región en la que nos encontremos, por ejemplo.

Además de las tasas judiciales y los honorarios del abogado, pueden surgir otros gastos asociados con el proceso legal. Estos pueden incluir los costes de obtener pruebas adicionales, los gastos de representación en el tribunal o los honorarios de peritos en caso de ser necesarios, entre otros.

Se ha de tener en cuenta que en España existen recursos y ayudas legales disponibles para aquellos que no pueden permitirse pagar los costes asociados con la presentación de una denuncia. Por ejemplo, en casos de especial vulnerabilidad económica, es posible solicitar la asistencia de un abogado de oficio o acceder a la justicia gratuita.

Por ello, de forma previa a la presentación de la denuncia es fundamental evaluar todos los costes involucrados y considerar todas las alternativas disponibles. En muchos casos, puede ser útil buscar asesoramiento legal para comprender completamente los costes y los riesgos asociados con el proceso de denuncia, así como ponderar de forma correcta a través de que vía conviene resolver la disputa.

Denunciar a una comunidad de propietarios

En ocasiones es posible denunciar a una comunidad de vecinos cuando esta actúa de forma contraria a la ley o los estatutos, así como cuando la medida favorezca de forma exclusiva a unos pocos vecinos o la decisión de la comunidad vaya de forma clara en perjuicio de algunos propietarios.

En estos casos, conviene de forma previa manifestar la disconformidad con la decisión adoptada a los efectos de que conste en acta el desacuerdo. En dicha comunicación se puede informar igualmente sobre la voluntad de denunciar a la comunidad de vecinos de no modificar la decisión.

Se ha de tener en cuenta que, de pretenderse impugnar un acuerdo de la Junta, la Ley de Propiedad Horizontal establece un plazo de tres meses desde que se adoptare el acuerdo o desde la notificación del acta de la reunión dependiendo si el vecino afectado acudió o no a la Junta. Cuando dichos actos fueren contrarios a la ley o los estatutos el plazo otorgado es de un año.

Asimismo, de forma previa a presentar la oportuna denuncia se han de tener en cuenta las posibles consecuencias y el coste asociado. Respecto al citado coste este varía, tal y como ocurría con la presentación de una denuncia a un vecino particular, dependiendo los honorarios del abogado, las tasas judiciales variables según el tipo de procedimiento y la cuantía reclamada, los gastos inherentes a los servicios del procurador en caso de ser necesario, así como el conjunto de gastos adicionales en los que se pudiera incurrir.

Por ello, cuando se pretenda denunciar a una comunidad de propietarios se debe evaluar la pertinencia de hacerlo, ponderando los beneficios a obtener, así como el perjuicio causado, y tratando en todo caso de llegar un acuerdo previo al inicio de un procedimiento judicial.

Conclusión sobre cuánto cuesta poner una denuncia a un vecino

En conclusión, denunciar tanto a un vecino como a una comunidad de propietarios puede ser un proceso complejo y costoso. Por ello, antes de tomar la decisión de presentar una denunciar, es vital considerar todas las alternativas disponibles y evaluar los costes asociados.

Dicho coste varía según diversos factores, debiéndose considerar que existen recursos legales disponibles para quienes no tengan los recursos suficientes como la asistencia de un abogado de oficio o el acceso a la justicia gratuita en casos de especial vulnerabilidad económica. Asimismo, antes de recurrir a la denuncia, se recomienda intentar resolver el conflicto de manera pacífica, a través del diálogo y la mediación. Sin embargo, en situaciones en las que no sea posible llegar a un acuerdo amistoso, la denuncia puede ser el último recurso para buscar una solución.

En resumen, denunciar a un vecino o a una comunidad de propietarios en España implica evaluar cuidadosamente los costes y riesgos involucrados, así como considerar todas las opciones disponibles para resolver el conflicto de manera efectiva y justa para todas las partes involucradas.

¡No olvides compartir este artículo!
Suscribete a nuestra Newsletter
error: Content is protected !!